¿ POR QUÉ EL ESTRÉS HACE QUE COMAMOS DULCES?

30/03/2016 - 15:34

Hay numerosos estudios que relacionan los niveles de glucocorticoides en sangres y su influencia con los gustos alimenticios. Parece ser que estos niveles influyen en la elección de alimentos más dulces o con más grasa para conseguir liberar más SEROTONINA, la hormona que contrarresta la sensación negativa del estrés.

Al ingerir este tipo de alimentos nuestro organismo tiene más energía y nutrientes para poder reponer las reservas energéticas que se gastarían ante situaciones hipotéticas de estrés.

La novedad de este post es que hay un reciente estudio que indica otra causa de estas ganas de dulces y esta causa está en LAS PAPILAS GUSTATIVAS DE LA LENGUA. 

Se han descubierto receptores del cortisol y de la cortisona en las papilas gustativas sensibles al dulce y ningún receptor en las papilas asociadas a sabores amargos , ácidos o salados.

Parece ser además que los ratones usados para el estudio que estaban sometidos a estrés presentaban un 77% MÁS DE RECEPTORES GLUCOCORTICOIDES que los no estresados.

EVITEMOS PUES LAS SITUACIONES DE ESTRÉS y si no podemos, evitemos el consumo de alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas.